Terremoto en el Ecuador, Estrés post-traumatico

By | 23 noviembre, 2016

El sábado 16 de abril del 2016 a las 18 horas con 58 minutos se produjo un terremoto de magnitud de 7.8 grados sobre las escala de ricther constituyendo el sismo más fuerte y destructivo desde el terremoto de 1987 en la provincia ecuatoriana de Manabí con epicentro entre las parroquia pedernales y cojimies, este movimiento telúrico sacudió a la costa pacífica ecuatoriana destruyendo principalmente las provincias de Manabí y es esmeraldas.

Tras el sismo ciudades como Portoviejo, manta, Chone, Montecristi, bahía de caraquez, Rocafuerte, calceta, puerto López, pedernales y jaramijo resultaron afectadas.

La ciudad de Portoviejo evidencio el colapso de al menos 684 infraestructuras civiles y un número significativo de pérdidas humanas. Debido a esta catástrofe los servicios básicos no se habilitaron hasta después de varios días de lo sucedido y los centros educativos postergaron el comienzo del periodo del año escolar.




Uno de estos centros educativos como la universidad técnica de Manabí sufrió daños tanto en las infraestructuras como el daño psicológico a sus estudiantes.

El estrés post-traumático en los estudiantes del primer nivel paralelo A de la carrera de Ingeniería De Sistemas Informáticos surge como consecuencia de los cambios personales y sociales que se han dado después de este evento traumático, considerando las experiencias vividas por cada uno de los estudiantes.

Muchos de ellos perdieron familiares, cosas materiales  y el entorno en el que desarrollaban sus actividades dando lugar a un cambio de vida y a un trauma psicológico profundo lo cual tomara tiempo en superar lo sucedido.

Esto efecto psicológico puede ser percibido por los estudiantes de manera diferente según la experiencia vivida por cada uno de ellos.

Nota:

Hablar sobre este tema es de vital importancia ya que indudablemente, frente a circunstancias extraordinarias como éstas, hay reacciones como el traumatismo adaptivo, que genera sensación de miedo, huida y a veces llanto o deseos de gritar. Este tipo de reacciones dura un tiempo determinado y se va  aminorando paulatinamente, si la principal causa desaparece. 




Sin embargo, cuando el temor y estado permanente de alerta continúan, se habla de estrés post-traumático. La característica principal de este efecto es la reexperimentación del traumatismo: aunque la persona no se proponga revive constantemente en su imaginación el momento en que se produjo la tragedia. Tiene pesadillas, sueña habitualmente con esto, tienen pensamiento sobre lo ocurrido lo que provoca que eviten actividades o situaciones que hacen revivir el acontecimiento por estas razones se ha elegido este tema para que de una manera simplificada nuestros compañeros tengan la noción básica de lo que es el estrés post-traumático.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *